Ministro Briones defiende abrir colegios para no afectar laboralmente a mujeres.

0
115

Destacando un supuesto rol de guarderías de los establecimientos educacionales, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, se sumó a la insistencia de su par de educación, Raúl Figueroa, en cuanto a abrir tanto jardines infantiles como colegios para retomar las clases presenciales en medio de la grave crisis sanitaria del coronavirus, para que madres puedan ir a trabajar.

Las palabras de Briones insinuando que para que las mujeres vuelvan al trabajo es necesario que los niños y niñas vuelvas a clases presenciales se dio a propósito de las críticas al plan de subsidios a las empresas para que estas contraten personas y que no sería tan grande para el caso de las mujeres.

Revisa también; PELARCO | Niños y niñas volverán a clases presenciales en medio de crisis sanitaria.

Fue en el programa Lo que Queda del Día en que dijo que “el problema no se remite exclusivamente” al plan de subsidios sino que este “es mucho más general, más sistémico y dice relación con otras piezas de la ecuación”, señalando que ésta era que las personas estaban obligadas hoy a cuidar a sus propios hijos en casa.

A pesar de que la crisis sanitaria es muy grave aún, Briones argumentó abrir colegios y jardines así; “nuestro debate está caracterizado por la oposición completa de muchos sectores de siquiera pensar en abrir los jardines y los colegios.” y uso al machismo para respaldar esto “Pensamos que es un error profundo, porque en una sociedad todavía machista como la que tenemos en Chile, si bien los niños dependen de padre y madre, estamos de acuerdo en que esto afecta mucho más la posibilidad laboral de la mujer“.

En esa misma línea dijo que su preocupación pasaba por la desigualdad en temas educacionales, pero no los estructurales, sino que en “una segunda dimensión, que quizás es tanto o más profunda, que es el efecto en la educación de esos chicos y las brechas de desigualdad enormes, que sabemos que tenemos en nuestro país” (…) “Cuando los chicos no van a la escuela, aquellos de familias más acomodadas tienen la posibilidad de tener sus clases telemáticamente, sus padres tienen un capital cultural que permite suplementar o compensar el hecho de que no vayan a la escuela, leyéndoles, enseñándoles. Eso no sucede en un hogar vulnerable, y esa brecha que ya existía, y que era un drama en nuestro país y que es tremendamente injusta, solo puede acrecentarse”.

Así, a pesar de hablar de los problemas técnicos para facilitar las clases a distancias de todos, no asumidos desde el estado, insistió en que la solución definitiva es que se regrese a clases presenciales “tenemos un deber moral como país de hacernos esta pregunta incómoda para muchos, y asumirla con responsabilidad, con los resguardos, con los protocolos del caso, y como Gobierno vamos a estar ahí -el ministro de Educación lo ha señalado- para la voluntad política y de la sociedad toda de avanzar en una reapertura, tomar las medidas y disponer de los recursos para que eso vaya ocurriendo”.

Ante esto, el presidente del Colegio de profesores, Mario Aguilar, tachó como presiones las palabras de los ministros y de no velan por la salud de las comunidades educativas. “Los Ministros de Hacienda y del Trabajo reconocieron que el motivo verdadero por el que quieren forzar un retorno a clases es económico. Pero la gente, por sentido común, se da cuenta que hoy no están las condiciones para un retorno a clases presenciales”.

Fuente, Cooperativa

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here