En prisión preventiva quedan carabineros ebrios que balearon a manifestantes en La Florida.

0
287

En prisión preventiva quedaron los dos carabineros que balearon a personas en La Florida el pasado 27 de abril en el contexto de protestas contra el aniversario de la institución militarizada por los hechos de corrupción que han marcado diversas investigaciones y las sistemáticas violaciones a derechos humanos perpetrados durante la revuelta popular.

Fue en la audiencia en que se formalizó a los ahora ex carabineros Juan Solís Parra y Robert Sepúlveda Guzmán por disparar a una treintena de personas en La Florida hiriendo a diez de ellas, que el tribunal decidió aplicar la medida cautelar en contra de los uniformado de prisión preventiva y un plazo de investigación de 120 días por la gravedad de los delitos, número de víctimas y alevosía en su actuar.

En dicha audiencia el fiscal Omar Mérida entregó detalles de como actuaron los dos carabineros en contra de las personas que se manifestaban contra la institución por los repetitivos y constantes hechos delictuales que marcan su actuar institucional.

“No se trata de un hecho azaroso, accidental, involuntario, o defensivo; se trata de un hecho alevoso, en el que aprovechando la posibilidad de portar y tener entrenamiento en armas de fuego, aprovechando la posibilidad que le ha dado el Estado en su formación policial, de disparar con facilidad un arma, [los acusados] acometen en contra de una multitud completa y absolutamente indefensa“ señaló el Fiscal, respecto de los uniformados dados de baja por la institución pero por haber manejado un vehículo sin patente.

Además explicó que si bien solo se utilizó el arma del cabo Solis, la PDI encontró partículas de plomo en ambos imputados lo que da cuenta de que utilizaron la misma arma para disparar a las personas.

“resulta sumamente grave que, en contra de una manifestación de esta naturaleza, se empleen armas de fuego que perfectamente pudieron haber causado la muerte de más de una persona“ remarcó por la corta distancia a la que dispararon, la potencia del arma, la incapacidad de la personas para esquivar el ataque, agregando que por las balas “Dos de ellas están hospitalizadas en estado grave, una de ellas tiene un pulmón perforado, cualquiera de ellos pudieron haber muerto, todos podrían haberlo hecho”.

Además el Fiscal confirmó que ambos estaban en estado de ebriedad durante el hecho “Luego deciden salir, bajo la influencia del alcohol al menos, portando armamento, en un vehículo sin patente y enfrentándose a una multitud de diez personas. Eso no es una acto peligroso, es un acto derechamente criminal” (…) “No es un solo hecho, son diez. Diez las personas heridas, diez los disparos que escucharon en el video, no se trató de un disparo para asustar, no se trató de disparos al aire, se trató de disparos al cuerpo”.

Por su parte el abogado querellante, Rodrigo Román, exigió la prisión preventiva de los acusados como única medida para resguardar a la sociedad de los dos delincuentes “Nada impide que estos ex policías pudieran, por molestia o por enojo simplemente, tomarse otras dos botellas de whisky y nuevamente salir a balear a gente indefensa“.

“Hace dos meses, cuando Carabineros de Chile baleó a 400 personas, le bajaron el perfil, diciendo que eran balas de goma, balines. Su señoría, estas son balas de plomo (…) usted, yo o cualquiera de los civiles presentes en esta audiencia, si le disparamos a un policía, inmediatamente estaríamos presos”.

Finalmente enrostró el actuar del estado en otras situaciones y contra otras personas cuando no son uniformados, en donde de inmediato hacen uso de la ley antiterrorista “Si se tratara de un civil, lo más probable es que el Gobierno estaría invocando la ley antiterrorista, la ley de seguridad del Estado y las penas del infierno“.

Fuente; El desconcierto

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here