Comienza la negociación del Gobierno y la CUT por sueldo mínimo.

0
572

Fue durante el lunes que comenzaron las negociaciones entre el Gobierno, representado por el Ministro de Hacienda Hernán Larraín y el Ministro del Trabajo Nicolás Monckeberg, y la CUT, encabezada por Barabara Figueroa, en donde ya se plantea una discusión más allá de los plazos que se creían y apuntando hacia un ajuste plurianual del sueldo mínimo, el cual antes ya ha mostrado pésimos efectos para los trabajadores.

La reunión que habría tenido una duración de una hora es una de las muchas que se sostendrán entre las partes para discutir un acuerdo sobre el sueldo mínimo.

En la reunión no se habló sobre montos pero el Gobierno ya fijó sus objetivos apostando a amarrar el monto del ajuste más inmediato pero también dejar fijados aquellos a más largo plazo: “Hemos planteado que podamos tener arriba de la mesa una negociación plurianual, una negociación que no se extienda a los próximos 12 meses, sino que se extienda hacia más adelante”, declaró el ministro de hacienda, Felipe Larraín.

Una negociación plurianual consiste en un convenio extendido a varios años, lo que al parecer del académico de derecho del trabajo de la Universidad Diego Portales, César Toledo, no es una buena política, tomando en cuenta que es una propuesta que en gobiernos anteriores se ha puesto en práctica sin buenos resultados.

“Como mecanismo es un mecanismo que, al menos, con los mismos actores que estamos hablando ahora, ha demostrado no haber llegado a buen puerto en materia de una reajustabilidad para los trabajadores”. Consignó el académico al medio Radio U. de Chile.

El profesional junto con criticar la gestión de la militante del Partido Comunista, sobre todo en el manejo que en el pasado ha tenido respecto al reajuste del sueldo mínimo, (negoció en el Gobierno de Bachelet el segundo aumento al sueldo mínima más bajo en más de veinte años a cambio de una reforma laboral que perjudicó a los trabajadores y al sindicalismo chileno) señaló: “Para mí lo ideal sería que esto fuera fruto de una negociación ramal, o sea, por cada rama de actividad económica y que los actores más representativos del mundo empresarial y sindical fueran los que en definitiva determinaran cuáles son los parámetros mínimos en materia de reajustabilidad, como se hace cincuenta años se hizo en Chile o como se hace en otros países, por ejemplo, Uruguay”.

Cabe recalcar que de esta negociación debe nacer el nuevo reajuste al sueldo mínimo que se producirá en Junio y que tendrá efecto en más de 162.699 trabajadores que perciben dicho monto.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here