El increíble negocio privado de las concesiones de autopistas.

0
1277
Tomada de música y noticias.

Fue la nueva concesión de la Autopista del Sol antes del periodo en que ésta vencía, 2019, la que trajo nuevamente a discusión el tema del lucrativo negocio que para los privados ha representado este modelo en el cual el Estado ha renunciado a resolver de forma propia los problemas quedando las decisiones en manos de empresas que solo ven negocio.

Fue la concesión de una tercera pista de la ruta 68 a la empresa Abertis antes del fin de la que ya poseían la que hizo revivir un informe realizado por la USACH en 2017 en la cual se entregaban datos sobre las increíbles ganancias de quienes se han adjudicado las concesiones, las cuales han recuperado con creces lo invertido, siendo en este caso casi quince veces, y es que el tramo que une a Santiago con el puerto de San Antonio tiene un costo por vehículo de $1,06 dólares y la tarifa promedio alcanza $4,54 dólares, es decir, la autopista cobra un 330 por ciento más sobre los costos medios, es más, la concesión, otorgada originalmente en 1995, definía un plazo de 23 años y estipulaba una tarifa de peaje de $740 pesos en horario valle. Actualmente esa cifra llega a los $2.700 pesos, casi un 400 por ciento de alza acumulada. Ahora gracias a la tercera pista se ha ampliado por otros 22 meses más.

Juan Pedro Sepúlveda, doctor en transporte de la Universidad de Santiago y uno de los autores del estudio realizado por la USACH señaló a Diario U. de Chile: “Mientras más años pasan, más flujo va a haber y más autos van a pasar por la diferentes autopistas. No es absurdo pensar que las tarifas debieran ir bajando con el tiempo y no lo que está pasando ahora, que van subiendo. La forma de fijar la tarifa no obedece a una relación con los costos de operación de las autopistas. Poner una tercera vía debe ser marginal en cuanto a inversiones con respecto a lo que están ganando”.

El ingreso acumulado por concepto de peaje en los últimos doce meses para la Autopista del Sol alcanza la suma de $57.869.621.700 de pesos –unos 76 millones de euros- lo que representa un 5,4 por ciento más que lo recaudado en el periodo anterior. La inversión que, dicen, realizarán a cambio de la extensión de la concesión es de 110 millones de euros.

Juan Pedro Sepúlveda y Cristián Vergara señalaron en la investigación para la USACH que las concesionarias de autopistas en Chile han triplicado sus ganancias desde 2003, cuando el sistema reportó montos de US$ 138 millones de dólares, para llegar a un total de US$375 millones en 2014.

El estudio señala que aquí existiría un monopolio natural, es decir, sea el Estado o un privado el dueño, es una empresa la que genera la producción de un bien o servicio.“Si bien existen seis concesiones urbanas operativas en Santiago, solo cuatro de ellas concentran mayoritariamente los flujos y los ingresos del sistema urbano. De hecho, los dueños de estas cuatro concesiones son tres empresas, las que en 2014 concentraron el 51% de los ingresos y el 76% de los flujos vehiculares del sistema urbano”, en cuanto a las autopistas interurbanas, el estudio constata que solo cinco concesiones, controladas por tres empresas, concentraron el 45% de los ingresos en 2014, con cerca del 61% de los flujos interurbanos.

Este mismo fenómeno se da también respecto a recursos estratégicos como lo son el agua, el gas y la electricidad.

Fuentes: Diario U. de Chile  y Universidad de Santiago de Chile.

Resumen del análisis de ingresos, costos y costos medios de autopistas concesionadas en chile

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here