Carabinera que golpeó y causó aborto sigue en sus funciones.

0
945

El día cinco de enero la Carabinera, integrante de fuerzas especiales de esa institución, Thiare Vergara, fue formalizada por haber golpeado y causado un aborto (torturas y apremios ilegítimos) a María Paz Cajas durante una marcha estudiantil en 2016 arriba de un vehículo policial quedando solamente bajo arraigo nacional y prohibición de acercarse a la victima durante los 60 días que durará la investigación.

Lo increíble es que a pesar de lo sucedido, durante la misma audiencia se logró determinar que la uniformada sigue en sus funciones, situación criticada por Cajas la cual criticó que la uniformada siga trabajando, asegurando que “es peligroso tener funcionarios así en la calle”

La agresión 

Fernanda Molina Miranda, abogada de la Defensoría Popular de Santiago y representante de la víctima, relató a Resumen que; “mi representada estaba haciendo tramites por la Alameda, ahí fue testigo de una violenta detención contra tres estudiantes secundarios y decide intervenir. Es en ese momento también la detienen a ella. Sin explicarle el motivo de dicha detención, trasladan a María Paz hacia la Tercera Comisaria de Santiago. En dicha comisaria se esposa a todos los detenidos con las manos hacia atrás, María Paz les explicó que sufría de crisis de pánico y que por favor la esposaran con las manos hacia adelante, a lo que no se accedió. En ese momento comienza un forcejeo, tiran a María Paz al piso, la sujetan de manos y piernas; y es ahí cuando la carabinera Thiare Vergara Torres, golpea en la zona vaginal a mí representada, provocándole un aborto”.

Tras la detención, María Paz fue llevada por Carabineros a un SAPU ubicado en la comuna de Renca para constatar lesiones. Estando ahí, Cajas se da cuenta que está sangrando por la vagina, producto de la patada que le propinó la carabinera de FF.EE. Por este motivo, María Paz fue trasladada al Hospital San Juan de Dios, para consultar con un ginecólogo, quien luego de realizarle un examen de sangre confirmó que la mujer agredida estaba embarazada de 5 semanas y que producto de los golpes sufrió un aborto.

La abogada querellante comenta que; “durante las diez horas que estuvo detenida María Paz, no se le permitió ir al baño, ni llamar a sus familiares, ni tampoco amamantar a su pequeño bebé; que estaba esperándola en la comisaria junto a su abuela. Nosotros entendemos que todos los tratos que recibió María Paz fueron inhumanos, crueles y degradantes, constituyendo así el delito de tortura. A ella ni siquiera la ingresaron a los calabozos, estuvo aislada todo el tiempo, dentro de una patrulla policial”.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here