CURICÓ | Pobladores presentan recurso de protección para que se rechace irregular permiso a pub curicano.

La pobladora, Jenny Pereira señala que el Concejo comunal los "ha decepcionado" luego de que a pesar de contar en un momento con el apoyo de cinco ediles de Curicó, misteriosamente tres de ellos terminaron por quitarles el respaldo optando por permitir la renovación del permiso para el funcionamiento del pub-discoteque.

0
276

Los pobladores del sector Colón de la ciudad de Curicó concurrieron hasta la capital maulina, Talca, para presentar un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de dicha ciudad para que se pronuncie sobre la renovación del permiso municipal del pub-discoteque “Jakuna”, autorización que a juicio de los residentes presentaría irregularidades más la oposición de la comunidad.

Los representantes de los pobladores se hicieron acompañar y asesorar por los abogados Fernando Leal y Victor Bahamondez, el último relata a La Prensa de Curicó que se recurrió ante la Corte de Apelaciones para revertir la autorización otorgada por el Concejo Comunal de Curicó a dicho centro nocturno, cuya ubicación es el número 1150 de la Avenida Colón, tramite que considera es ilícito teniendo en cuenta que el recinto se encuentra a 50 metros de una escuela, la Escuela Uruguay.

Además señaló que los pobladores más de una vez han manifestado descontento por el funcionamiento del pub “Jakuna” pues afecta a la comunidad en la que se encuentra emplazado, en la cual se encuentran un gran número de adultos mayores, los cuales producto del ruido producido por el pub y el daño por el estacionamiento de vehículos en el sector, han visto afectado su estado de salud y ánimo.

El abogado también relató que en este recurso “se dan a conocer todas las irregularidades del momento en que se renueva la patente del local comercial”, recordando que incluso en alguna ocasión este ya estuvo “clausurado”, porque ocasionaba problemas a las clases nocturnas que se daban en el establecimiento educacional cercano y “daños a las personas, al bien público, a la plazoleta y a la escuela Uruguay”

Por lo anterior y por la salud de las personas, por el derecho de vivir tranquilo, y en un entorno sano, es que decidieron recurrir ante la Corte de Apelaciones de Talca  solicitando se una orden de no innovar, es decir, que el permiso para funcionar sea congelado hasta que una vez más el concejo analice la solicitud de autorización, pero esta vez abordando estudios, informes, y la opinión de los pobladores afectados.

Además finalizaron señalando que “Creemos indispensable que todos los actores de la respeten la legalidad, en este caso, si bien el Concejo Municipal de Curicó tiene facultades legales para aprobar la patente de un local comercial, no es menos cierto que dicha decisión debe ser fundada y en este caso existiendo informes negativos igual la aprobaron, afectando las garantías de los vecinos”

Por su parte una de la pobladora, Jenny Pereira, señaló “No tenemos nada contra el dueño, nada de eso, ni estamos en contra de la gente que va a la discoteque, sino lo que nos preocupa es el lugar en que este local se encuentra emplazado, nada más que eso, y es porque afecta a niños, a ancianos con el ruido en la noche, y las casas que se ven afectadas con los estacionamientos de los vehículos”, además señaló que decidieron acudir a Tribunales pues el Concejo comunal los “ha decepcionado” luego de que a pesar de contar en un momento con el apoyo de cinco ediles de Curicó, misteriosamente tres de ellos terminaron por quitarles el respaldo optando por permitir la renovación del permiso para el funcionamiento del pub-discoteque.

Comentarios