El Vaticano blinda a Cardenal George Pell ante denuncias de abuso sexual.

0
268

El Cardenal Australiano George Pell es considerado el número tres del Vaticano, y fue ésta semana acusado formalmente de abuso sexual  a menores convirtiéndose así en el más alto cargo de la Iglesia Católica involucrada en estos delitos.

Los cargos que se imputan habrían sucedido en la década del 70 en Australia. Los hechos fueron revelados por una comisión en aquel país que constató que entre 1950 y 2010 el 7% de los sacerdotes fueron señalados como autores de abuso sexual a menores. En total fueron 4.444 caso habrían sido cometido por sacerdotes.

A esa comisión habría sido citado el Cardenal Pell para declarar sobre los hechos, y si bien pidió perdón por lo sucedido en nombre de la Iglesia, señaló no tener recuerdos de nada de lo que se le preguntó, cosa que no creen sus detractores los cuales no olvidan el apoyo que el cardenal prestara a Gerald Ridsdale, el sacerdote involucrado en el peor caso de abusos sexuales por parte de curas en Australia (la justicia lo encontró culpable de haber abusado repetidamente de 54 menores).

El Vaticano respalda al Cardenal acusado de abuso sexual a menores.

El Vaticano y también el Papa a través de una declaración han respaldado al Cardenal señalando que “ha recibido con desagrado la noticia del envío a juicio en Australia del Card. George Pell por imputaciones referidas a hechos ocurridos hace varias décadas.”

Se continúa con la defensa al Cardenal consignando que “El Santo Padre, que ha podido apreciar la honestidad del Cardenal Pell durante los tres años de trabajo en la Curia Romana, le está agradecido por su colaboración y, en particular, por su enérgico empeño a favor de las reformas en el sector económico y administrativo y por su activa participación en el Consejo de los Cardenales”.

Y termina el blindaje aclarando que “Pell ha condenado durante décadas abierta y repetidamente los abusos cometidos contra menores, como actos inmorales e intolerables”.

La declaración no es menor pues se da en medio de una reforma a la Iglesia encabezada por el Papa Francisco para acabar con la pederastia, lo cual en los hechos no se ha dado, al contrario, durante éste mismo año redujo las sanciones a sacerdotes pedófilos en lo que fue un real indulto según las victimas, las cuales lo acusan de no hacer nada y seguir encubriendo a los curas pedófilos, todo también a meses de su venida a Chile, lo cual sucedería en Enero del próximo año, en donde la situación no pasaría por alto teniendo en cuenta los numeroso casos de sacerdotes envueltos en esta clase de delitos y la actitud contradictoria del Vaticano que incluso a declarado inocente un cura a pesar de haber sido condenado civilmente por abusos sexuales

La carrera del cuestionado Cardenal

Señala La Tercera; Fue en buena parte de ese periodo que George Pell, hoy de 76 años, desarrolló su labor pastoral en Australia. El religioso, ordenado sacerdote en 1966, nació en Ballarat, en el estado de Victoria, en junio de 1941. Fue profesor universitario, vicepárroco y párroco hasta que en 1987 fue ordenado obispo y estuvo al frente de la diócesis de la región meridional de Melbourne. Siguió ascendiendo y fue nombrado arzobispo metropolitano de Melbourne (1996) y de Sidney (2001). Siempre de la mano del Papa Juan Pablo II, en 2003 fue creado cardenal. Así participó en los cónclaves que eligieron a Benedicto XVI y al Papa Francisco, en 2005 y en 2013, y en los dos su nombre sonó como papabile.

El Pontífice argentino lo nombró en 2013 miembro del Consejo de Cardenales -el llamado G9- para ayudarlo en el gobierno de la Iglesia y en la reforma de la Constitución Apostólica sobre la Curia Romana y al año siguiente fue designado prefecto de la flamante Secretaria de Economía.

Comentarios