Fraude en el ejército | Gral. Izurieta reconoce desvíos de dineros para familia Pinochet.

0
261

Luego de que la jueza para la investigación exclusiva del fraude en el ejército, Romy Rutherford, procesara al ex general Óscar Izurieta por malversación de caudales públicos y falsedad de documento militar en el uso de gastos reservados de la institución. Éste mismo señaló que se desviaban dineros de actividades de inteligencia hacia de la familia del fallecido dictador y violador de derechos humanos, Augusto Pinochet.

Según consigna La Tercera, el militar señaló a la jueza que “en sus primeros años parte de los recursos de gastos reservados iban al general Pinochet y su familia”, pues este “gastaba mucha plata, porque era una persona que mucha gente hubiese querido que muriera antes de su muerte natural“.

Dice Izurieta que los dineros desviados se usaban para “tener personal a su disposición, como médicos, enfermeros, escoltas“, dineros que se entregaban por medio de la Comandancia Guarnición del Ejército de la Región Metropolitana, quienes “se encargaban de mantener todo el sistema de escolta, de salud y de apoyo de la gente que custodiaba y atendía al general Pinochet”, dineros que afirmó Izurieta estaban “amparadas en el decreto supremo que avalaba custodiar a los ex comandantes en jefe”.

Lo anterior fue profundizado por el exsecretario general del Ejército Andrés Avendaño, el que dijo que con esos dineros de gastos reservados se “pagó placas, arreglos y trabajos de la placa funeraria, todo relacionado con la muerte del general Pinochet”, aunque estos no se ocuparon.

Izurieta también relata que la propia viuda del cabecilla del golpe militar pedía dineros directamente “a veces la señora del general Pinochet (Hiriart) lo llamaba solicitando alguna ayuda económica y reconoce que le entregaba los recursos o se los enviaba con alguien” y que se habría dado “quizá en dos ocasiones en que le entregó un millón de pesos cada vez”.

Otros de los destinos de los dineros de gastos reservados que detalló Izurieta fueron para periodista, editores, y columnistas para mantener buenas relaciones con medios de comunicación con el fin de anticiparse a cualquier información que afectara la imagen del ejército.

También se utilizaron para un sistema de entrega de regalos matrimoniales militares que se dividían en tres divisiones, “A”, “B” y “C” dependiendo de quien se casba o quien enviaba la invitación y cuyos regalos partían desde un juego de cuchillería avaluado en 90 mil pesos y así hacia abajo.

Izurieta afirmó a Rutherford que se le entregaron entre 70 y 72 millones de pesos de los gastos reservados en sobres de dinero en efectivo a su vez que él mimos solicitaba 6 millones de pesos más “Todo ese dinero nunca se lo depositó en su cuenta corriente ni en su tarjeta de crédito” aclaró. Además de que recibió 800 mil pesos mensuales de gastos reservados entre 2010 hasta julio de 2017.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here