$433 millones no fueron cobrados a clínicas privadas durante gestión de Constituyente Zúñiga como subsecretario.

0
176

Un grave hecho que involucra al hoy miembro por la ultraderecha de la Convención Constitucional, Arturo Zúñiga (UDI), respecto a su gestión como Subsecretario de Redes Asistenciales del régimen de Piñera, y que está bajo investigación de la Contraloría General de la Repúblicas (CGR) el no pago de $433 millones de pesos al Estado por parte de clínicas privadas por concepto de arriendo de ventiladores mecánicos.

La investigación por el no cobro de los dineros durante la administración de Zúñiga se dio a propósito de la denun cia de la diputada del PR, Marcela Hernando, luego que se detectara que por la entrega en arriendo de ventiladores mecánicos a 17 clínicas privadas, no se cobraron dineros.

La investigación realizada por el medio Interferencia señala que el Informe N° 510/2020 de Contraloría consigan que la situación fue emitida en septiembre 28 por lo cual la diputada Hernando señaló al mimos medio“debería estar dando explicaciones de todas las irregularidades que se cometieron con los ventiladores” (…) “van a tener que hacer un juicio de cuentas en el Ministerio respecto de los recursos que hoy no se sabe dónde están, cuyos valores aún no han vuelto al Ministerio”.

Además la CGR dio 30 días a la Subsecretaría de Redes Asistenciales para que contabilice los montos no percibidos y tome “las medidas necesarias para recaudar las sumas pendientes por concepto de arriendo de los equipos”.

Respecto a los organismos que lucran con la salud involucrados con los montos que adeudan se cuentan a; Clínica Las Condes: $41 millones; Clínica Indisa: $12,2 millones; Nueva Clínica Cordillera: $36 millones; Clínica Santa María: $31 millones; Fundación Arturo López: $24 millones; Hospital Clínico de la Universidad de Los Andes: $32 millones; Clínica San Carlos de Apoquindo: $11 millones.

Los centros de salud que adeudan y pertenecen al Servicio de Salud Metropolitano Central están: Hospital Clínico de la Universidad Católica (Christus): $64 millones; Centros asistenciales asociados a la Universidad Católica: $76 millones; Red Salud Bicentenario: $47 millones; Clínica Sanatorio Alemán: $6 millones; Clínica Isamédica: $9 millones; Hospital Parroquial de San Bernardo: $10millones; Clínica Dávila: $23 millones; Clínica BUPA Santiago: $33 millones; Clínica Vespucio: $24 millones; Mutual de Seguridad: $ 7 millones y Hospital del Profesor: $23 millones.

Dichos préstamos se dieron por Decreto del Minsal el 05 de febrero de 2020 señalando se que la “transferencia de dominio, a título gratuito, de bienes muebles adquiridos para hacer frente a la epidemia de Covid-19” pero solo a “servicios públicos”. Mientras que se entregaba “en arriendo, a prestadores privados, dispositivos médicos sin más trámite que el acto administrativo por el cual se autoriza dicho arrendamiento”, lo que significó la entrega de 141 ventiladores a estos entes privados. En muchos casos se dijo que no fueron usados, otros no fueron devueltos en buenas condiciones.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here