Denuncian a carabineros por secuestro y tortura de hombre durante el 11 de septiembre en Valparaíso.

0
307

Un grave caso de secuestro y tortura de un hombre el pasado 11 de septiembre en Valparaíso por parte de funcionarios de carabineros fue hecho público por la Asamblea Territorial de Playa Ancha, quienes aseguran que los hechos se dieron en contexto de conmemoración de aquella fecha y con graves lesiones para la víctima, la cual se encuentra hospitalizada.

En una declaración compartida en redes sociales, los denunciantes señalan “Queremos hacer público los aberrantes hechos ocurridos la noche de este 11 de septiembre por parte de Carabineros de Chile, quienes haciendo uso de la violencia y amedrentamiento con armas de fuego secuestraron y torturaron a joven vecino de la población Los Copihues” en lo que constituye otro grave caso de violación a los derechos humanos perpetrado por los agentes del estado.

En el relato explican que todo se dio mientras se conmemoraba el golpe de estado de 1973 en la cuidad de Valparaíso, específicamente en momentos que se llevaba a cabo una velatón en sector de la población los Copihues, la cual fue reprimida por gran número de uniformados “que tomaron a Marcos Ahumada Valencia de 36 años, quien se encontraba afuera de su domicilio junto a su hija de 16 años que había salido a buscar a sus mascotas que habían arrancado por los ruidos de escopeta”

En esa situación “Carabineros se percata que Marcos estaba grabando, se abalanzaron sobre él y su hija a punta de golpes, arrastrándolo por el piso una cuadra desde la entrada del edificio hasta el carro policial, donde procedieron a torturarlo física y psicológicamente. Según el testimonio del afectado, lo obligaron a abrir la boca para ponerle una pistola, pusieron un cañón en su cabeza, lo amenazaron de matarlo y ‘hacerlo desaparacer’

A causa de lo anterior, el celular resultó destruido por la policía militar, le robaron su billetera y fue “paseado” en el bus policial por un largo tiempo antes de ser llevado a constatar lesiones las que solo fueron tachadas de “menos graves”-

El resultado fue que se le imputaron tres delitos por parte de carabineros, los que fueron desestimados por le Ministerio Público “Una vez puesto en libertad a la tarde siguiente, su familia al percatarse de la gravedad de las lesiones lo llevó de urgencia al Hospital Van Buren, donde fue sometido a pabellón por ‘riesgo de perder su pierna’. En este momento se encuentra hospitalizado, con un derrame en un ojo y la espera de ser trasladado al Hospital Pereira”

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here