Captan a asesino de la dictadura dando información sobre paradero de detenidos desaparecidos.

0
1321
Captura de pantalla tomada de reportaje de CHV.

En un brutal audio emitido por CHV se captó una conversación entre el condenado por el “caso degollados” en donde se asesinó a Manuel Parada, Santiago Nattino y Manuel Guerrero en 1985, el carabinero (r) José Florentino Fuentes con otro oficial donde relata crímenes en dictadura en donde admite que tuvo participación. El audio ya se puso a disposición de la justicia.

El criminal de la dictadura es hoy un excarcelado de Punta Peuco desde 2016 cuando recibió el beneficio de libertad condicional y que hoy hace noticia luego de que en un reportaje CHV hiciera público un audio en el cual el degollador relata su paso como agente del Servicio de Inteligencia de Carabineros (Sicar).

El material emitido es de tal relevancia que ya fue entregado a la justicia por contener nueva información de otros casos de violaciones a los Derechos Humanos en Neltume y Concepción ocurridos durante la dictadura cívico-militar.

Las confesiones.

Los primero hechos relatados por el asesino de la dictadura se tratan de los hechos ocurridos en Neltume donde el MIR a través de su Destacamento Toqui Lautaro buscó establecer un punto de resistencia a la dictadura de Pinochet en la década de los 80, intento que fue descubierto por patrullas del ejército dando paso así a una serie de crímenes que fueron conocidos por información entregada por soldados conscriptos.

—Fuentes: Agarramos a estos hueones. Matamos a cuanto hueón pillamos. Cuando se mataban los huevones empiezan los remordimientos. Entonces tomábamos un trago, pero muy poco, para curarse, para evadirse, volarse, qué se yo, cualquier huevada.

—Interlocutor de Fuentes: Eran ellos o nosotros.

—Fuentes: Sí, no me da remordimiento, creo que lo que hice fue justo.

Agrega que en dichos hechos también habrían participado carabineros, iuncluído el entonces teniente Cádiz Stewart, el que alcanzaría más tarde el grado de general gracias a la protección de su padre quien evitó que participara en las ejecuciones que se hicieron en el sector precordillerano, donde aún hay campesinos que se encuentran desaparecidos.

—Fuentes: Pero él no sabe, yo lo conozco por eso. El “Lolo” tenía instrucción de mi general para que no lo dejara participar en huevadas.

—Fuentes: Y después, estando heridos los hueones, no tienen por qué hablar. Entonces, es fea la hueá cuando uno le dice… puta, un hueón herido y rematarlo. Esa hueá es como cobardía, pero la hueá había que hacerla.

El caso Neltume aún se encuentra en investigación y los nuevos hechos permiten abrir otra arista de investigación según seañló la abogada de DD.HH. Magdalena Garcés: “Estos antecedentes permiten abrir una nueva arista de investigación que tiene que ver con el rol de Carabineros en las ejecuciones de Neltume” (…) “Si él dice que estaban en guerra, hasta en la guerra existen normas humanitarias. Rematar a un enemigo es un homicidio calificado, con alevosía”.

Caso de jóvenes ecuatorianos de 1973

Otro hecho sobre el cual habló Fuentes Castro se refiere a un episodio ocurrido el 13 de septiembre de 1973 cuando como miembro de la Sicar, según sus palabras, participó en la detención de dos integrantes de la Congregación Bautista, estudiantes de la Universidad de Concepción que no tenían ninguna militancia política quienes fueron encontrados acribillados.

Este es el caso de Felipe Campos Carrillo, alumno de ingeniería de 19 años, y Jimmy Torres Villalba, de 23 años, estudiante de kinesiología, ambos de nacionalidad ecuatoriana quienes fueron detenidos por carabineros y llevados a la Prefectura de dicha institución en Concepción.

—Fuentes: “Donde estaban los mástiles, a esos hueones los tuvimos toda la noche colgados ahí. Y los hueones no quisieron hablar. Y estaba el pelado que era un mayor. Ese hueón ordenó matar a esos hueones. ¿Sabe dónde los llevamos? A la desembocadura.

—Interlocutor: El Alejandro Cárcamo.

—Fuentes: Nosotros le decíamos en la Escuela al Cárcamo “ el camión carnicero”.

La abogada del caso, Patricia Parra recuerda que a estos se les sacó “en una caravana con destino a la desembocadura, donde se les da muerte de forma alevosa”.

—Fuentes: Si nosotros estábamos en el Sicar, si nosotros los llevamos para allá. Con el Manuel Alfaro Contreras.

Lo relevante de lo señalado es que hasta hoy por la causa solo está condenado el jefe del Sicar, coronel Sergio Arévalos Cid, lo cual podría cambiar dado que Fuentes identifica a otros involucrados en la desaparición de los jóvenes.

—Interlocutor: Mi general mandó un helicóptero y a este culiao, de la noche a la mañana, lo sacaron de donde estaba yo, lo llevaron a desencerrar a todos los hueones para llevarlos mar adentro.

—Fuentes: Oiga, yo estaba ahí.

En la misma Prefectura también fue visto por última vez Héctor Rodríguez Cárcamo, de 24 años y estudiante de la Universidad de Concepción quien hoy figura como detenido desaparecido al que solo sobrevive su hermana mayor Gladys Rodríguez, quien relató al canal “No me abandona la idea de encontrar sus huesitos, para aceptar en un 100% que él ya no está

El asesino no se detiene en su relato sobre los ecuatorianos asesinados, sobre todo en la brutal forma en que fueron encontrados su cuerpos.

—Fuentes: Los pillaron unos pescadores al otro día y estaban amarrados, en vez de esposados, estaban amarrados con unas mangas de camisa de Carabineros. Y los hueones, en las carteras tenían un recibo de comprobante de dinero.

—Interlocutor: Ah sí, eso me contaba el Cárcamo, tenían recibo de la guardia.

—Fuentes: Yo sé los que andaban. Fueron casi todos los suches. Los que le digo yo. El Arriagada, Prieto. Nosotros nunca quisimos hablar. Nunca.

Al respecto el hijo del profesor degollado Manuel Guerrero señaló que lo descrito por el degollador es una burla: “Esto es una burla y da razón a los familiares y a los organismos de DD.HH. que hemos denunciado una y otra vez. Para que en Chile no se vuelvan repetir este tipo de crímenes contra cualquiera, sea el gobierno del color que sea, para que estemos a resguardo, el Estado tiene una obligación política, ética y moral por las convenciones internacionales que ha firmado de no repetición de estos crímenes y eso implica hacer justicia“.

Para la abogada Parra “Esto abre una nueva arista, da cuenta de que efectivamente aquí hay más partícipes y el pacto de silencio que se cierne sobre esta causa. Obliga al Estado por las convenciones que ha suscrito, a investigar con acuciosidad”.

Por su parte Juan Sarabia, activista por los Derechos Humanos dijo sobre lo emitido por CHV que “Llama mucho la atención que esta persona alardee de su pasado y reconozca crímenes por los que no ha sido condenado. Esa información podría aclarar muchos crímenes y entregar mucha información para las familias que un siguen buscando a sus detenidas y detenidos desaparecidos”.

Fuente; CHV

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here