Informe del INDH: Violaciones a los DD.HH. han sido “graves y múltiples”.

0
439

Durante el lunes 23 el Instituto Nacional de Derechos humano presentó su informe anual de la situación chilena respecto a los Derechos Humanos, en especial lo ocurrido durante la revuelta popular iniciada en octubre, reiterando lo ya informado por organismos internacionales como la ONU. Que en Chile el estado ha violado sistemáticamente los derechos humanos, y según el INDH, que éstos crímenes han sido “graves y múltiples”.

Señala el INDH en su informe sobre la Situación de los Derechos Humanos en Chile en 2019, que estos están centrados “en la crisis social y política que se activó en el país” dando cuenta “de las observaciones directas de los funcionarios del INDH, desplegados a lo largo del país, en unidades policiales, centros de salud y manifestaciones públicas, en el período comprendido entre el 17 de octubre y el 30 de noviembre de 2019.”

El informe de cinco capítulos da cuenta de las “graves violaciones a los derechos humanos ejercidas por agentes del Estado.” señalando que el gran descontento social que ha inundado las calles de personas exigiendo cambios estructurales “se gestó durante décadas de falta de respuesta de nuestro sistema político a las demandas principalmente sociales”.

Graves violaciones al derecho a la vida e integridad física y psíquica.

“el Consejo del INDH ha llegado a la convicción de que, a la fecha, se han violado gravemente los derechos a la vida y la integridad física y psíquica”. Señala como conclusión el primer capítulo sobre las violaciones a los dd.hh. dando información sobre el “uso indiscriminado de perdigones, torturas con connotación sexual y lesiones oculares. De acuerdo a las inspecciones realizadas en recintos hospitalarios al 30 de noviembre, hubo un total de 347 personas con heridas oculares, entre las que se cuentan estallidos del globo ocular, pérdidas de visión por trauma ocular irreversible y traumas oculares. A esa fecha de corte, el INDH había presentado 29 querellas por ese tipo de afectaciones.” agregando que “el mayor número de muertes y la mayor proporción de lesiones por trauma ocular, como de personas heridas, se produce durante el período de Estado de Emergencia”.

Asegura el informe que existe una excesiva autonomía policial, lo cual se arrastra desde el “regreso a la democracia” con una falta de control civil sobre la institución.

“El Estado ha faltado gravemente a su deber de proteger una serie de derechos humanos como el derecho a la vida, integridad personal, propiedad privada, libertad de circulación, al no haber podido garantizar el orden público y la seguridad ciudadana” señala el informe, haciendo constar que existen robustos antecedentes para afirmar que los abusos son graves y muy numerosos, clasificando las violaciones a la vida, integridad física y psíquica en;

a) Derecho a la vida: Se contabiliza la presentación de 5 querellas individuales por homicidio consumado y 12 querellas en favor de 20 víctimas por homicidio frustrado. De las querellas por homicidio presentadas por el INDH, 5 de las 6 corresponden a delitos ocurridos en el Estado de Emergencia decretado por el Presidente de la República.

b) Derecho a la integridad personal: A partir de los registros levantados por el INDH se constatan graves violaciones al derecho a la integridad personal, con un alto número de personas con daño, trauma o estallido ocular, por impactos provenientes de municiones de escopetas antidisturbios de Carabineros. El registro del INDH al 30 de noviembre da cuenta de 29 querellas referidas a traumatismos oculares.

No solo eso, se afirma que el alto mando es responsable de no tomar las medidas a tiempo para evitar las violaciones a los dd.hh.

Querellas presentadas por el INDH.

Los abrumadores números que entrega el INDH en su informe dan cuenta de la magnitud de lo que sucede consignado que hasta el 30 de noviembre, se han presentado; “476 querellas por torturas, tratos crueles, inhumanos o degradantes, en favor de 586 víctimas, quienes sindican a agentes del Estado como sus victimarios. Del total de querellas por este tipo de delitos, 433 son contra Carabineros, 33 contra efectivos de las Fuerzas Armadas y 10 contra personal de la Policía de Investigaciones.

Se enumeran acciones judiciales por “torturas, apremios y vejámenes con connotación sexual en favor de 135 personas, 114 de las cuales denunciaron desnudamientos. Hay 6 casos de violación contra hombres adultos, lo que motivó la presentación de querellas contra Carabineros.”

También se mencionan “21 acciones constitucionales de amparo y una ante un juez de garantía, para cautelar el derecho a la libertad y seguridad personal en casos graves.” Y que el Instituto “visitó 918 recintos policiales en todo el país y constató la detención de 8.492 personas, de las cuales 1013 eran niños, niñas y adolescentes.”

“A través del sistema electrónico del INDH se recibieron y validaron 4.994 denuncias a nivel nacional por vulneraciones a este derecho. También el Instituto recibió 104 denuncias, entre el 18 de octubre y el 30 de noviembre por violación de domicilio y allanamientos ilegales.”

Los abusos contra niños niñas y adolescentes han sido graves, dice el informe, a causa del uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes del estado a través de detenciones ilegales, apremios ilegítimos, malos tratos, torturas y violencia sexual en los recintos de detención.

Conclusiones.

El informe del INDH llama la atención respecto a que ni la Constitución (Artículo 101) ni la ley orgánica respectiva (Ley 18.961) establecen principios o criterios de naturaleza operativa, sobre el modo en que el personal policial debe emplear la fuerza para mantener el orden público, de manera que siempre sea proporcional.

La critica del INDH apunta a que mantener el orden público debiera ser siempre a favor de la protección de los dd.hh. cosa que no sucede pues “atenta contra este objetivo la disgregación de marcos regulatorios y de baja jerarquía normativa sobre la función de las policías.”

Con la evidencia que existe sobre el uso indebido de químicos lacrimógenos, carro lanza aguas y escopeta antidisturbios, urge debatir “en un contexto democrático, cuáles serán las normas específicas que deben guiar el accionar de las policías al momento de cumplir una labor crítica como es mantener el orden público y la seguridad ciudadana”.

“Las Fuerzas Armadas participen de tareas de orden público, por su misión institucional y falta de preparación tanto práctica como logística”, dice el informe debido a que el mayor número de violaciones se dieron durante los estados de emergencia.

Así el INDH en base a sus datos recopilados establece que, “el Estado de Chile deberá enfocar sus esfuerzos en VERDAD para investigar los hechos; JUSTICIA con el objeto de garantizar el derecho de las víctimas y la sociedad a conocer la verdad y sancionar a los responsables; REPARACIÓN para devolver cuando sea posible a las víctimas su condición anterior a la violación de sus derechos fundamentales, indemnizando, rehabilitando (médica y psicológicamente), y a través de apoyos jurídicos y sociales. Todo esto implica que el Estado asuma medidas de NO REPETICIÓN y de REFORMAS INSTITUCIONALES, para garantizar la absoluta protección de los derechos humanos, así como medidas para preservar la verdad histórica.”

El INDH hace la advertencia de que; “Por la gravedad de los hechos descritos y por el evidente debilitamiento del Estado democrático, urge que los actores políticos y sociales encuentren vías de salida que permitan recuperar la paz y generar una cultura que garantice el ejercicio de los derechos humanos, respondiendo eficazmente a las demandas de justicia social. Además, se hace fundamental que toda la ciudadanía reafirme su compromiso con el respeto irrestricto a los derechos humanos y con una cultura de diálogo, justicia y paz, rechazando cualquier acción que implique la violencia, afectando los derechos de otros ciudadanos”.

Recomendaciones

El Consejo del INDH recomienda que el Ministerio del Interior y Seguridad Pública disponga que las Fuerzas de Seguridad y Orden Público hagan uso de la fuerza con estricto apego al respeto de los derechos humanos y que respondan a los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad y responsabilidad. Para ello se debe asegurar que el uso de las escopetas antidisturbios de carabineros se apegue a los protocolos pertinentes. También se debe instruir a la policía uniformada para que el uso de agentes químicos se ajuste al respeto de los derechos humanos, que estos no sean lanzados ni detonados en dirección al cuerpo de las personas y que se revise su composición.

Carabineros de Chile debe ser instruido respecto a que las detenciones se ajusten a la legalidad vigente y que las personas detenidas sean tratadas dignamente. Deben quedar absolutamente excluidas “la aplicación de torturas ya sean físicas, sexuales o psicológicas, u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, como desnudamientos y/o la realización de actividades físicas de variada consideración”.

Además se recomienda adoptar medidas respecto a la estructura orgánica, cultura interna, doctrina y protocolos de las Fuerzas de Orden y Seguridad para que su misión se realice en observancia de la promoción y protección de los derechos humanos. Con ese objetivo, tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros de Chile y la PDI deben fortalecer sus instancias normativas en materia de derechos humanos, con profesionales externos y a lo largo de todo el proceso formativo.

El derecho a reunión debe regularse mediante una ley que integre las diversas formas de su ejercicio, con instancias amplias y participativas de deliberación.

Para asegurar la efectiva acción de la justicia y la no impunidad, el INDH recomienda fortalecer el trabajo de los fiscales regionales y locales en la investigación de los delitos, estableciendo medidas especiales de atención y protección a las víctimas que denuncian vulneración de derechos humanos.

Además, el INDH plantea que el Poder Judicial deberá garantizar que los recursos judiciales se tramiten de manera efectiva y en plazos razonables para que, con apego al debido proceso, se determinen las responsabilidades en las violaciones a los derechos humanos ocurridas a partir del 17 de octubre de 2019, con especial atención en aquellos casos donde se denunció violencia sexual.

Asimismo, el informe señala que los poderes del Estado deben garantizar que Carabineros de Chile, la PDI y las Fuerzas Armadas, presten toda la colaboración en los procesos penales de sus efectivos, avanzando en las sanciones administrativas que correspondan. También el texto establece que el Consejo de Defensa del Estado debe ejercer sus facultades en el ejercicio de la acción penal por la comisión de delitos en el desempeño de las funciones por agentes del Estado.

Para El INDH es importante que el Ministerio de Justicia fortalezca el Servicio Médico Legal, para que cumpla los más altos estándares de derechos humanos, revisar su desempeño en esta crisis y, de ser necesario, otorgar mayores grados de autonomía.

El INDH sugiere que se adopten medidas concretas para la reparación de las personas cuyos derechos han sido vulnerados. Medidas que deben contemplar un acceso prioritario y especializado a la salud física y mental, rehabilitación e indemnizaciones.

A los ministerios de Hacienda, Economía y Desarrollo Social y Familia, el INDH le pide “formular políticas públicas de apoyo en favor de los comerciantes, pequeños y medianos empresarios y trabajadores que, producto de la violencia, han visto afectadas sus fuentes de trabajo y emprendimiento”.

Finalmente se recomienda al Estado “asegurar el pleno ejercicio de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales en el país, de manera de disminuir la gran desigualdad derivada de aquellos que no han sido adecuadamente garantizados. Especialmente, es necesario resguardar el acceso y protección a derechos en ámbitos como la salud, previsión social, educación y vivienda, sin discriminación arbitraria”.

DESCARGA AQUÍ EL INFORME ANUAL SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN CHILE 2019

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here