“Tortura, malos tratos, violación y otras formas de violencia sexual”. Informe de la ONU denuncia graves violaciones a DDHH en Chile.

0
2048
21 de diciembre de 2018/SANTIAGO El presidente de la Republica, Sebastián Piñera, nombra como nuevo General Director de Carabineros a Mario Rozas. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Esta mañana se conoció en Chile el informe de 30 páginas del alto Comisionado de las Naciones Unidos por los Derechos Humanos que luego de tres semanas de investigación en el país asegura y replica lo constatado por otras organizaciones y entes de Derechos Humanos, que en Chile durante la revuelta popular se han producido “un elevado número de violaciones graves a los derechos humanos” a manos del estado por medio de carabineros y el ejercito, además de denunciar la responsabilidad de las autoridades que a pesar de la información no adoptaron medidas para evitar las violaciones a DD.HH..

Detalla la ONU que el informe se elaboró luego de tres semanas en Chile (noviembre) en donde se recorrieron siete regiones del país detallando casos calros de “de tortura, malos tratos, violación y otras formas de violencia sexual por Carabineros contra personas detenidas, muchas de las cuales habrían sido detenidas arbitrariamente. Según información oficial, más de 28.000 personas fueron detenidas entre el 18 de octubre y el 6 de diciembre”.

Las aseveraciones del equipo de la ONU que viajó a Chile se dan luego de reuniones con el INDH y la Defensoría de la Niñez además de “235 entrevistas a víctimas de presuntas violaciones de derechos humanos – incluidas las personas manifestantes heridas y detenidas y sus familiares- y realizó 60 entrevistas a oficiales de Carabineros de Chile, incluidos algunos heridos durante las protestas. Se otorgó al equipo libre acceso a hospitales y centros de salud, y se le permitió entrevistar a personas heridas durante las manifestaciones. También recibió acceso rápido e irrestricto a lugares de detención, incluidas comisarías de policía y cárceles, así como a personas privadas de libertad a quienes el equipo quiso entrevistar en privado, y a los informes y registros relevantes. “

“el equipo documentó 113 casos específicos de tortura y malos tratos, y 24 casos de violencia sexual contra mujeres, hombres y niños y niñas adolescentes, perpetrados por miembros de Carabineros y militares“, específica la ONU al describir los consignado en su visita por el organismo internacional, además de señalar que el Ministerio público les ha informado de 26 fallecidos en investigación de los cuales pudieron verificar 11 casos, constituyendo cuatro de ellos “privación arbitraria de la vida y otras muertes ilícitas que involucran a agentes del Estado.”. En dos de ellos “parece haberse utilizado fuerza letal, en forma de armas de fuego, en ausencia de todo riesgo para la vida de civiles o militares y contra personas que no estaban participando en actos de violencia. Esto contraviene la normativa y estándares internacionales sobre el uso de la fuerza y puede, dependiendo de las circunstancias, constituir una ejecución extrajudicial.” 

Sobre el uso de armas disuasivas también hace una denuncia lapidaria al señalar que hubo un “uso innecesario y desproporcionado de armas menos letales, en particular escopetas antidisturbios, durante manifestaciones pacíficas y/o fuera del contexto de enfrentamientos violentos entre manifestantes y fuerzas de seguridad. Esto ha resultado en un alto número de personas heridas, incluidos transeúntes y personas que no estaban cometiendo actos violentos, sino que protestaban pacíficamente.”

Destacando los alarmantes números de casos de daño ocular “el número alarmantemente alto de personas con heridas oculares o faciales (aproximadamente 350) demuestra que hay razones fundadas para creer que “se usaron armas menos letales de manera inadecuada e indiscriminada, en contravención de los principios internacionales para minimizar el riesgo de heridas.” daños producidos no solo con perdigones, sino que también con eluso de irritantes químicos, en particular gases lacrimógenos y, en algunos casos, del impacto de los cartuchos de gas lacrimógeno.”

Otro punto importante es aquel en donde se refieren a la responsabilidades de las autoridades frente a las graves violaciones que se estaban perpetrando por militares y policías “tenían información sobre el alcance de las lesiones desde el 22 de octubre. Sin embargo, no se tomaron medidas eficaces, expeditas y oportunas para poner fin al uso de armas menos letales, especialmente de las escopetas antidisturbios con perdigones. La pronta acción de autoridades responsables podría haber evitado que otras personas sufrieran heridas graves.”

Las recomendaciones al Estado.

Finalmente el informe hace una serie de recomendaciones al Estado a adoptar de forma inmediata, como “el cese inmediato del uso indiscriminado de escopetas antidisturbios para controlas las manifestaciones.” Así como la limitación al uso de gases lacrimógenos a situaciones en que sea “estrictamente necesario, y nunca dentro de establecimientos educativos y de salud”, añadiendo a ello instrucciones claras a oficiales de carabineros en el uso adecuado de gases lacrimógenos, incluido asegurando que los cartuchos de gas lacrimógeno siempre “se disparen en un ángulo pronunciado, y nunca horizontalmente, de conformidad con los estándares internacionales.”

El informe destaca que “diferentes instituciones estatales han tomado medidas para asegurar que las investigaciones de supuestas violaciones de derechos humanos; asegurar el acceso a abogado para las personas detenidas; el acceso a servicios para las víctimas; y proporcionar información integral, regular y accesible al público. Se han dictado fallos judiciales para proteger a las personas que ejercían su derecho a la asamblea pacífica.” En especial Instituto Nacional de Derechos Humanos y la Defensoría de la Niñez, que “han cumplido de manera pronta y eficaz con su mandato de proteger los derechos humanos.” 

El informe también se refiere a las causas de la revuelta popular expresando que han tenido múltiples causas, incluida la desigualdad económica y social. La mayoría de las personas que ha ejercido su derecho a la asamblea durante este periodo lo ha hecho de manera pacífica.”

Lo más tajante es que se consigna claramente, al igual que lo hicieron anteriormente otros informes, que en Chile “existen razones fundadas para creer que, desde el 18 de octubre, se ha cometido un elevado número de violaciones de derechos humanos”. “Estas violaciones incluyen el uso excesivo e innecesario de la fuerza que ocasionó muertes ilícitas y heridas, tortura y malos tratos, violencia sexual, y detenciones arbitrarias.”

Sobre carabineros vuelve a denunciar que su actuar ha sido en extremo represivo: “El control de asambleas por Carabineros ha sido realizado de manera fundamentalmente represiva”, añadiendo que “algunas violaciones de derechos humanos, en particular, el uso inadecuado de armas menos letales y casos de malos tratos, son recurrentes en el tiempo y el espacio”

Otra recomendación en concordancia a lo anterioremente señalado es a tomar medidas para rectificar las prácticas policiales y hace un llamado al Gobierno a “asegurar que las fuerzas de seguridad garanticen la rendición de cuentas con relación a las violaciones de derechos humanos y reconozcan estas violaciones.”

Se recomienda seguimiento a la aplicación de las recomendaciones “El informe recomienda que se establezca un mecanismo de seguimiento, que involucre a nuestra Oficina Regional para América del Sur, con sede en Santiago, así como la participación activa de la sociedad civil, para evaluar dentro de tres meses la implementación de las recomendaciones realizadas en este informe, así como las recomendaciones de los mecanismos internacionales de derechos humanos.”

El fin es prevenir que se sigan produciendo los graves atropellos a la dignidad humana en el país “Este mecanismo de seguimiento debería tener como propósito establecer medidas para prevenir que se repitan esos hechos tristes y preocupantes en los que Chile se ha visto sumergido en los últimos dos meses – especialmente,  mientras las protestas continúan a lo largo del país, si bien con menor intensidad, y continuamos recibiendo alegaciones de violaciones de derechos humanos. El resultado del trabajo de este mecanismo debería hacerse público.”

Revisa también; Organizaciones Internacionales confirman violaciones a los DD.HH. en Chile.

Revisa también; Human Rights Watch confirma violaciones a dd.hh. y recomienda urgente reforma a carabineros.

Revisa el informe completo en estos enlaces:

Fuente; acnudh

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here