En prisión preventiva quedan Carabineros imputados por asesinato de Camilo Catrillanca.

0
55

Luego de una extensa audiencia de formalización celebrada en el Juzgado de Garantía de Collipulli, finalmente la jueza Sandra Nahuelcura accedió a dejar en prisión preventiva a los cuatro Carabineros imputados en el caso por homicidio contra el comunero mapuche Camilo Catrillanca, por constituir un peligro para la sociedad.

La audiencia que comenzó en horas de la mañana comenzó con la discusión sobre la solicitud presentada por la defensa de los Carabineros para que se declarara como ilegal la detención de éstos, solicitud que la magistrado no admitió por no existir fundamentos para ello, posteriormente tanto la Fiscalía como el Ministerio del interior, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y la Defensoría de la de Niñez y el abogado de la familia de Catrillanca solicitaron la máxima medida cautelar en contra de los imputados por el asesinato a Catrillanca, la prisión preventiva.

Los cuatro Carabineros fueron imputados en ésta audiencia de formalización por los delitos de homicidio simple, pero aún sin poder establecer la intencionalidad en el homicidio de Catrillanca. Además se les imputó por detención ilegal y homicidio frustrado contra el niño de iniciales M.P.C. que acompañaba al asesinado comunero mapuche, por obstrucción a la investigación, pero producto de que la tarjeta de memoria destruida por el uniformado no encuadra en el tipo penal de destrucción de material evidencia del hecho, no se les formalizó por infidelidad en la custodia de documentos.

Respecto a los Carbineros que dispararon en varias oportunidades contra el tractor de Catrillanca con sus fusiles M4 se identificó a los oficiales Carlos Alarcón y Raúl Ávila, uno de los cuales “[recibió] en la región parietal posterior izquierda, que le causó un traumatismo cráneo encefálico abierto complicado” causando su muerte. En específico fue una bala percutada por Carlos Alarcón la que le dio muerte desestimándose que hayan disparado por disuadir, asegurando además el Fiscal sobre la intencionalidad en los disparos que “Si yo poseo un fusil M4 y lo disparo contra una persona, no puedo no saber que no estoy atentando contra su vida”.

Además acompañando videos se comprobó la falsedad en la versión oficial sobre la existencia de un enfrentamiento en el lugar que justificara el uso de armamento y se probó que todos portaban cámaras Gopro en sus cascos y que Raúl Ávila fue quien portaba la cámara grabó el crimen, cuya tarjeta fue destruida.

Finalmente los cuatro Carabinero fueron formalizados por obstruir a la justicia dado que dieron falsas declaraciones sobre lo sucedido y se les aplicó la cautelar de prisión preventiva pero en instalaciones de Carabineros, junto con decretarse dos meses de investigación.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here