SEA autoriza tronaduras en la mina del grupo Angelini y Von Appen en Isla Riesco

0
379
Tomada de Cooperativa

“Se cae a pedazos el supuesto compromiso del Gobierno con las energía renovables” señaló Greenpeace luego de conocerse que el Servicio de Evaluación Ambiental dio luz verde para tronaduras en la mina Invierno que extrae carbón en Isla Riesco, Región de Magallanes, mina de propiedad del grupo Angelini y Von Appen.

La decisión del SEA, revierte lo expresado en enero pasado por la Comisión de Evaluación Ambiental de Magallanes, quien con el voto del ex intendente Jorge Flies, había rechazado las tronaduras en la zona, ahora se apuesta por revertir ésta decisión en las instancia que aún quedan, ya sea ante el tercer Tribunal Ambiental de Valdivia o en última instancia en la Corte Suprema.

Respecto a lo decidido expreso Nelly Núñez, directora regional subrogante del organismo, a radio Cooperativa que se permite “la incorporación de tronadura como método complementario en la extracción mecánica de material estéril en Mina Invierno”.

Así quienes se han opuesto a que se puedan realizar tronaduras en el lugar poseen 30 días para concurrir ante el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia para que la justicia se manifieste sobre la decisión de la autoridad administrativa.

Sobre el permiso para la tronaduras en la mina de carbón, fue en abril pasado que el Gobierno de Sebastián Piñera había dado un espaldarazo a la implementación de éstas, las que se desarrollarían cuatro veces a la semana, lo que generó rechazo de los opositores, en especial Greenpeace quienes señalaron que el Gobierno dio aprobación a que se vuele en pedazos un trozo de la patagonia para subsidiar y hacer rentable el negocio privado de los grupos económicos involucrados. 

Además recordaron que el mismo carbón de Isla Riesco es el que llega a la zona de sacrificio de Quintero y Puchucaví, con la aprobación de la tronaduras el envío del combustible fósil aumentará y así también la intoxicación de la personas que habitan ahí.

Sobre la posibilidad de que no se les permita utilizar tronaduras en la Mina, los grupos económicos dueños de la Mina Invierno, a través de sus empresas Copec y Ultramar, propiedad del grupo Angelini y Von Appen respectivamente, amenazaron con que el negocio dejaría de ser rentable por lo cual tendrían que desvincular a parte de los 1200 trabajadores de la compañía.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here