COLONIA DIGNIDAD | Encuentran sitio donde quemaron a fusilados por la dictadura

El sitio ubicado en Colonia Dignidad fue usado para quemar a fusilados por los alemanes en 1978 en el marco de la operación Retiro de Televisores.

0
408

En una sede social de Parral fue donde más de una veintena de familiares de detenidos desaparecidos durante la dictadura se reunieron junto al equipo científico que investiga el paradero de más de un centenar de detenidos en los primeros meses posteriores al golpe de estado y que fueron hechas desaparecer por los alemanes que dirigían la secta germana ubicada en el Maule.

Al respecto fue el arqueólogo Iván Cáceres el que por medio de una fotografía enseñó el lugar donde por primera vez se detectó el lugar donde los cuerpos de fusilados fueron quemados hasta despareces “…Y qué es lo que hemos encontrado: acá hay una tierra de un tono amarillo, y de aquí para allá, es negro. Todo esto es la quema”.

Los trabajos desarrollados por el perito son llevados a cabo desde noviembre del 2017 en el sector de Chenco, y no son los únicos pues ya en 2005, 2006 y 2009, se habían realizado sondeos en el mismo lugar dirigidos por el ministro Jorge Zepeda cuyos resultados arrojaron motores de vehículos de los detenidos y otras 10 posibles fosas, pero sin razón alguno esos trabajos fueron detenidos.

Los resultados que ahora se mostraban a los familiares de dd.dd se dan luego de una querella interpuesta por el Programa de Derechos Humanos y las Agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Parral y Talca, quedando la investigación a cargo del Ministro Mario Carroza y el equipo de Cáceres y Kenneth Jensen quienes luego de unos meses encontraron fosas vacías utilizadas para enterrar cuerpos durante 1973 los cuales en el marco de la Operación Retiro de Televisores en 1978 fueron desenterrados y quemados hasta hacerlos desaparecer probando así lo que familiares de dd.dd habían oído durante años sobre como se había hecho desaparecer todo rastro de sus seres queridos.

Entre los testimonios que permitieron guiar los peritajes se encuentra el del conductor de la retroexcabadora con la cual se desentarraron los cuerpo de los fusilados por la dictadura, Willy Malessa, quien entregó los antecedentes en 2017 al Ministro Carroza en una inspección realizada en el mismo lugar de los hechos de 1978.

“(Gerhard) Mücke me indicó el sector donde tenía que cavar, en un lugar donde se notaba que la tierra había sido removida con anterioridad. Luego de haber cavado unos dos a tres metros de profundidad, me percaté que en la pala de la máquina no salió únicamente tierra, observando claramente un cuerpo del cual no se podían ver detalles, ya que las partes blandas estaban en pleno proceso de descomposición y se veía como una masa blanca, con manchones de cabello en su cabeza.”

“No recuerdo con exactitud cuántos cuerpos saqué de esa excavación, pero fueron varios. Esta excavación la tuve que repetir en dos sectores más, en donde al cavar salieron más cuerpos y restos de ellos, todos los cuales fueron puestos en un camión”

“Recuerdo que estaban siempre presentes Mücke y (Karl) Van den Berg, en la tolva del vehículo. Yo acercaba la pala o balde de la máquina y ellos tomaban los cuerpos y los introducían en sacos. No puedo precisar la cantidad de cadáveres que saqué de las fosas, pero me imagino que eran entre 30 y 40 cuerpos. Esta operación duró unas dos semanas o un poco más”.

“Luego de sacar los cuerpos, se me ordenó preparar un terreno plano, donde dispusieron una especie de parrilla, lugar donde los sacos fueron descargados. Desde ese momento yo me quedé en la máquina y observé que Van den Berg y Johan Spatz intentaron quemar los sacos y su contenido con madera y combustible espeso hecho de bencina, para prenderles fuego”.

Al respecto consigna el Dinamo que los elementos utilizados para la quema de los cuerpos fue kerosén, fósforo y napalm, éste último obtenido de la receta para hacer napalm para la guerra en Vietnam.

Señala el mismo medio que consultado Dieter Maier, investigador sobre el enclave alemán desde la década de 1970, quien además acompañó las denuncias de ex prisioneros que sobrevivieron al cautiverio en la Colonia Dignidad, y que respecto a los últimos hallazgos en el enclabe alemán señaló “sabíamos que varios detenidos desaparecidos pasaron por Colonia Dignidad y que un número alto de ellos estaban presos o fueron asesinados allí. Siempre calculé que eran más de 100 personas. Hoy mi estimación cuidadosa es todavía más alta. A ellos hay que agregar los opositores a la dictadura que cayeron por la alianza de agencias represivas (DINA, Servicio de Inteligencia Militar y Patria y Libertad) a la cual perteneció Colonia Dignidad”.

El sitio investigado fue uno de los lugares descartados por el ministro Zepeda en 2009 cuando Georg Laube, otro testigo de los hechos, les señaló que en ese lugar habían sucedido los macabros actos de los colaboradores de la dictadura cívico-militar.

“Una persona vio excavando una máquina acá. Otra persona me contó que le mandaron con herramientas desmalezadoras y sierras, a limpiar y sacar todas las moras y limpiar todo ese lugar. Este es un lugar que en el invierno está hundido de agua” declaró en el program En La Mira de CHV en 2014.

EL LUGAR EN DONDE SE QUEMARON LOS CUERPOS DE LAS VICTIMAS DE LA DICTADURA.

Durante la reunión del arqueólogo con los familiares de los DD.DD., éste comenta que Willy Malessa “Declaró varias veces con el ministro y él es una de las personas que estuvo trabajando en el retiro de los cuerpos. Por eso nos interesa, porque el operó una de las máquinas y él nos dijo que había un lugar donde se habían quemado y ese lugar había que trabajarlo”.

“Esto era una vega o lugar húmedo donde tuvimos que hacer un drenaje unos meses antes. Cortamos malezas y sondeamos buscando evidencias de quemas. Toda esta era una área de intensa vegetación, arbustiva, de una hectárea que tuvimos que limpiar y hacer sondeos horizontales. Estas trincheras las hicimos con palas, con pinceles y brochas pequeñas, buscando suavemente, porque acá teníamos que encontrar un punto dónde aparecieran restos de carbón o cenizas” relata Cáceres sobre el porque se escogió ese lugar para la quema de cuerpo y agrega que incluso para ocultar indicios los colonos cambiaron el trazado de un antiguo camino que cerca de ahí pasaba.

“Los caminos interiores, los fueron modificando y eso lo hemos visto por fotografías aéreas y por el análisis topográfico del sector que nos permitió encontrar indicios de excavaciones compatibles con las que ellos mencionan y huellas de maquinaria, de la época”.

sobre las técnicas utilizadas para dar con pruebas comentó que abrieron “trincheras” dando con un área de 4 x 2 mts en ese terreno “Esta evidencia es carbón, en una de estas trincheras encontramos esto. Por ello, este trabajo tiene que ser hecho por especialistas”, explicó en la reunión mostrando una diapositiva: “Esto es arcilla, esto es parte del cerro y esto es carbón, es una cosa distinta y como arqueólogos tenemos que interpretarlo”. “…Y qué es lo que hemos encontrado: acá hay una tierra de un tono amarillo, y de aquí para allá, es negro. Todo esto es la quema”. “Esto es un madero quemado; otro acá que revisa Rodrigo Lorca, arqueólogo; otro más, que revisa Isidora Pérez y otra por acá. Tenemos un área acotada”.

Por último confirma lo señalado por Malessa de que una vez quemados los cuerpos, los restos carbonizados fueron colocados en un camión y vertidos en el Río Perquilauquén que atraviesa Colonia Dignidad.

“Si miramos de perfil y observamos este plano, esto mantiene un mismo nivel y luego comienza a bajar. Eso es compatible con lo que ellos (alemanes) dicen que una vez que quemaron los cuerpos, sacaron con pala los restos, rasparon y vemos que hay una depresión de unos 20 a 30 centímetros”, relata Cáceres.

Lo realizado por los investigadores fue entregado en un informe al Ministro Mario Carroza donde aconsejan que deben continuar los trabajos, pero ahora concentrados en otro sitio señalado por Malessa en donde se ubicaría una fosa no desenterrada y que contendría aún restos de detenidos desaparecidos.

Respecto a los hallazgos los familiares de los Detenidos Desaparecidos, de los Ejecutados Políticos y ex Presos Políticos emitieron una declaración en la cual instan “al ministro de justicia, Hernán Larraín, para que demuestre, si la tiene, su vocación democrática y apego al Estado de Derecho, para que siendo el Ministerio de Justicia la cartera de la cual depende el presupuesto de la Subsecretaría de DDHH y del Programa de DDHH, disponga lo antes posible, los recursos para financiar la búsqueda de las fosas restantes y realizar las pericias científicas de los restos que han sido recolectados por los arqueólogos.” y “exigen a los gobiernos de Chile y Alemania, que agilicen su colaboración, la cual se ha dilatado tanto en comisiones, cuyos procedimientos no conocemos, como en visitas de comitivas que no recogieron nuestras demandas ni propuestas.” además de reiterar el llamado a quienes tengan información a entregarla así como otros ya lo han hecho, ha que superen el “miedo al pasado y rompan los pactos de silencio que tanto daño ha causado y sólo ha beneficiado la impunidad de los criminales civiles y militares.”

Por su parte Myrna Troncoso, presidenta de los familiares de Talca y coordinadora de las Agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidas de la Región del Maule, víctimas de la Colonia Dignidad dijo a el Dinamo: “ha sido doloroso para nosotros escuchar todo esto, pero necesario y esclarecedor que nos da la tranquilidad de que están trabajando de la mejor manera posible, conscientes de que todo esto tiene como objetivo traernos tranquilidad a nosotros los familiares. Esperamos que otros alemanes cooperen y digan la verdad de una vez por todas”.

RETIRO DE TELEVISORES

Fue producto del hallazgo de cuerpos en los Hornos de Lonquén que la Dictadura Cívico-Militar ordenó ejecutar la “Operación Retiro de Televisores” que consistía en exhumar de forma ilegal los restos de personas que fueron asesinadas por razones políticas luego del golpe de estado en 1973 para así hacer desaparecer los cuerpos y evidencias de los delitos de lesa humanidad cometidos en los primeros años de la Junta militar, para lo cual los militares y civiles colaboradores de todo el país realizaron lanzamientos de los cuerpos al mar, ríos, lagos e incluso quemas de éstos (como las ocurridas en Colonia dignidad y en Los Ángeles)

FUENTE : El Dinamo

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here