Los ministros de Piñera con posible conflicto de intereses.

0
668

Luego de la presentación de su nuevo gabinete, de inmediato comenzaron las investigaciones a los nuevos ministros del segundo gobierno de la ultra derecha, encabezado por Sebastián Piñera, y si bien muchos nombres han sido cuestionados por su falta de experiencia, como es el caso de Roberto Ampuero, u opiniones totalmente contrarias a lo que fue su discurso más “social”, como el caso de Varela y Plá.

Fuera de lo anterior, también se realizaron reparos a los conflictos de interés que varios de los futuros ministros presentan respecto al lugar que encabezaran desde el gabinete ministerial, encontrándose incluso vínculos con el financiamiento ilegal a la política, así como otros que mantienen negocios que chocan con su labor pública.

Fue La Tercera la que señaló los posibles conflictos de intereses que hasta hoy son conocidos;

Susana Jiménez con caso Penta

El mismo día en que fue formalizado el ex administrador electoral de Sebastián Piñera, Santiago Valdés, el 1 de octubre de 2015 también se leyeron cargos por delitos tributarios contra un alto ejecutivo de las empresas Penta, Marcos Comparini Fontecilla, marido de la próxima ministra de Energía, Susana Jiménez. Su vínculo familiar fue revisado mientras se tomaron las decisiones para componer el gabinete. Sin embargo, desde el piñerismo se enfatiza: “Ella es ella, él es él”. De hecho, quienes no visualizan un problema para el gobierno, explican que quienes lo hacen caen en apreciaciones “sexistas”. Sin embargo, más allá de la causa judicial, quienes advierten un conflicto señalan que podría abrirse un flanco en relación a Minera Dominga -de la familia Délano. Esto, porque su cartera es parte del Comité de Ministros que podría volver a ver el caso, según lo que falle el Tribunal Ambiental. En tanto, y para evitar otros cuestionamientos, Comparini renunció el martes al directorio de la empresa Energía Latina (Enlasa).

Gerardo Varela y la educación como negocio.

El nombramiento de Gerardo Varela como futuro ministro de Educación fue una de las mayores sorpresas del nuevo gabinete de Sebastián Piñera. Y si bien su nombre es cuestionado por profesores y agrupaciones de estudiantes, sus 28 años de ejercicio como abogado corporativo le han abierto camino en el mundo empresarial. En este ámbito, resalta su designación como presidente del directorio de Soprole o su cargo de vicepresidente de Iansa, hasta 2016. Pero Varela también incursionó en el mundo de los negocios propios: según registros de Diario Oficial e información comercial, mantuvo participación en, al menos, 10 sociedades y posee propiedades avaluadas en $ 1.600 millones.

Entre las sociedades en las que participa está “Progreso Regional Aquinas S.A.”, la cual está dedicada a desarrollar “proyectos educativos en cualquier ámbito de la formación educacional”. En la vereda del derecho, en tanto, Varela asesoró a Ignacio Sánchez, rector de la U. Católica, en la venta de Canal 13 al grupo Luksic. También defendió a altos ejecutivos de Larraín Vial implicados en el caso cascadas.

Las asesorías de Gloria Hutt

“Sociedad de inversiones y consultoría Quiz SPA” es el nombre de la empresa que en junio de 2014, justo después de dejar la Subsecretaría de Transportes, formó Gloria Hutt junto al ex titular de esa cartera, Pedro Pablo Errázuriz. Fue a través de esta firma que Hutt se reunió en 2016 con funcionarios de Transportes, en calidad de “gestora de intereses”, a fin de conocer los “proyectos de inversión portuarios” que el ministerio tenía en carpeta. La cita se realizó en el edificio de calle Amunátegui 139, las mismas oficinas que serán su nuevo despacho a partir de marzo, cuando asuma como ministra del ramo. Su última actividad como gestora de intereses data del 22 de mayo de 2017, cuando se reunió con la ministra Paola Tapia. Además hasta diciembre pasado, Hutt asesoró al consejo directivo de TurBus, empresa que busca ganar la licitación de tres tramos del Transantiago entre 2018 y 2028.

Las sociedades del doctor Santelices

“Me voy a atener a todo lo que dice la ley en este sentido, y no me moveré ni una coma de ello. Lo que sea correcto, jurídicamente impecable y transparente”, aseguró ayer Emilio Santelices Cuevas, recién designado ministro de Salud, al ser consultado sobre su participación en la Clínica Las Condes, donde posee acciones por menos del 1% de la propiedad.

Pero, además de estas acciones, Santelices registra otras sociedades vinculadas al área de la salud. Es así como desde los años 90 ha formado parte de, al menos, cinco sociedades médicas mediante las cuales prestaba servicios de salud, pero también arrendaba o enajenaba propiedades. Es así como el 4 de abril de 2017 Santelices, junto a cuatro socios, formó “Inversiones Estoril Salud SpA”, dedicada a la “adquisición y enajenación de efectos de comercio y valores mobiliarios”.

La solución que han planteado desde el futuro gobierno lo entregaría la propia ley que establece un plazo de 90 días desde que los nuevos ministros asuman, para que estos conformen un mandato a terceros o enajenen acciones que posean en sociedades anónimas abiertas por un monto superior a 25 mil UF. A su vez, el 11 de abril todos deben tener su declaración de patrimonio e intereses entregada, donde se detallan potenciales conflictos. Aún vario se encontrarían estudiando sobre si se someten al fideicomiso.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here