Resultados electorales y encuestas: ¿fracaso o manipulación?

0
595

Si bien este 19 de noviembre se confirmó lo anunciado por todas las encuestas respecto a que sería Sebastian Piñera y Alejandro Guillier los candidatos que pasarían a segunda vuelta, los números arrojados por las encuestas electorales resultaron estar muy alejadas de la realidad abriendo de nuevo paso a las sospechas de que éstas trabajan manipulando la opinión pública para favorecer ciertos resultados.

A modo de ejemplo todas las encuestas se equivocaron en el porcentaje de votación que obtendría el candidato de Chile Vamos, llegando en algunos a casos a errores de hasta 8 puntos porcentuales. Así la CEP le daba un 44 por ciento, Adimark un 40 por ciento, Cadem un 45 por ciento y Cerc-Mori un 44 por ciento. Finalmente Piñera solo rosaría el 37% de las preferencias.

Pero no fue lo único, respecto a Beatríz Sanchez también se equivocaron más allá de lo que se estima dentro del margen de error (3, 4 o hasta 5%), así a la candidata del Frente Amplio le asignaban entre un 8% a un 16% de los votos y finalmente sorprendió con un 20%, quedando muy cerca de Guillier, lo que para muchos podría haber sido de otra forma pues, ¿cuántos se dejaron llevar por las encuestas y votaron por Guillier porque hacerlo por Sánchez era “perder el voto”?.

Y lo mismo pasó con el candidato de ultra derecha, José Antonio Kast, al cual las encuestas lo dejaban con el 1% o el 3% como máximo, pero que terminó marcando 8%. ¿Cuántos se dejaron llevar por las encuestas y no votaron por Kast pensando en que Piñera era la opción más competitiva?.

Lo que sucedió éste domingo no deja de ser importante, pues hace más fuerte la duda de si las encuestas se equivocaron o si, como se ha denunciado, sus vínculos son tan estrechos con la derecha que alteran los datos para manipular la opinión pública en beneficio de los candidatos que representan los intereses de la elite chilena. Y es más, ¿qué hay de los datos que arrojan sobre otros temas, como el nivel de “inseguridad”, la “opinión” y “prioridades” de la gente?, datos que han servido para justificar en muchos casos las políticas públicas que han seguido los distintos gobiernos, así como el trabajo parlamentario, y ¿qué responsabilidad cabe a los medios masivos de comunicación que actúan como amplificadores de ésta información?.

Tanto error hace pensar que no se trata de algo casual.

Tomado de Gamba
Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here