Denuncian blindaje a ex Alcalde de Linares y candidato de Chile Vamos, Rolando Rentería

0
604

A través del digital El Linarense, se ha dado a conocer una serie de hechos que han ido en directo “blindaje” del futuro político del ex Alcalde de la ciudad de Linares, Rolando Rentería (UDI), por parte de los concejales y actual Alcalde de esa misma ciudad con el objeto de que Rentería no pierda su opción parlamentaria.

El último de los hechos se dio durante la mañana de hoy cuando debió realizarse el Concejo Municipal en donde se debía discutir en tabla las responsabilidades del ex edil en una serie de actos irregulares realizados durante su administración.

Señala ese medio que “la instrucción, entregada por Contraloría Regional del Maule en noviembre del 2016 al Municipio de Linares para enviar su caso al Tribunal Electoral -aduciendo notable abandono de deberes y faltas a la probidad-, no se pudo realizar producto de la ausencia en el salón de concejo (falta de quórum) de Francisco Durán y Favio Vargas (RN), Paula Rodríguez (UDI) – esposa del cuestionado ex – edil y quien también fue cuestionada por ese organismo -, así como el democratacristiano Jesús Rojas.”

La ausencia de los concejales de Chile Vamos se debería a que ese mismo día se nombraba al actual Alcalde de Linares, Mario Meza, jefe de campaña de Sebastián Piñera en el Maule Sur, con lo cual debe trabajar codo a codo junto a Rolando Rentería, el cual la semana pasada fue nombrado por la UDI como candidato a Diputado.

El mismo medio señala “que la demora por parte de Meza y su equipo político en más de un mes desde la recepción de los documentos, permitieron que Rentería pueda aducir la “prescripción” de los cargos imputados por Contraloría Regional del Maule.”

La ausencia del Concejal DC por su parte se debería a “temas familiares” y que había avisado antes que llegaría con unos minutos de retraso al accidentado Concejo Municipal.

Las irregularidades durante la administración de Rentería

El mismo medio resume los hechos irregulares durante la administración del actual candidato a Diputado de la UDI y relata como se han ido dando los sucesos para proteger al ex edil de cualquier sanción que termine con sus intenciones políticas o empañe su figura además de los otrso involucrados y las sanciones que recibieron.

La demora del oficio N°5241

Hay que señalar que desde el año 2011, Contraloría Regional del Maule ha estado realizando un trabajo acucioso en la Municipalidad de Linares.

Las razones son múltiples, pero lo que hoy tiene a Rolando Rentería (UDI) en la cuerda floja provienen de las fojas 3537-3563, emitido en noviembre del 2016 y fruto del cual, tanto Rolando Rentería como los funcionarios afectados realizaron apelaciones. Para llegar a tales conclusiones, el organismo fiscalizador se centró en tres hitos.

Viaje a Brasil

El “sueño mundialero” fue la promesa de un viaje organizado por el Municipio a los dirigentes amateurs de la comuna de Linares, y que terminó siendo investigado por Contraloría Regional del Maule a lo largo del Informe especial N°6 del 2014 así como otros posteriores. En estos, no se pudo demostrar la forma bajo la cual se seleccionaron a las personas que asistieron a ese viaje. Tampoco quedó registro de las capacitaciones de los 105 dirigentes deportivos de la comuna que viajaron .

En el “sueño mundialero” además viajaron 6 funcionarios municipales, junto a los ex concejales Osvaldo Rojas (UDI) y Jorge Cuevas (RN).

Un viaje que fue ampliamente criticado a nivel nacional y que puso a la administración local en tela de juicio.

La denuncia de este viaje ante Contraloría fue la que determinó el financiamiento de este viaje, el cual utilizó 50 millones de pesos procedentes de un trato cerrado con el Banco BCI, demostrando una serie de irregularidades en la confección de una licitación con la institución financiera.

Licitación irregular de cuentas corrientes

Contraloría Regional también detectó una serie de irregularidades en la licitación sobre mantención de cuentas corrientes de la Municipalidad de Linares (ID 2337-47-L11), procedente del año 2011.

Para Contraloría, en las bases de la licitación “no se establecieron los criterios, factores y subfactores para ponderar los tópicos a medir”. Junto a eso, el municipio acordó con la entidad financiera realizar publicidad a favor del banco, siendo que los municipios carecen de competencia para asumir obligaciones ajenas a la gestión comunal (según dictamen 20.243 del 2014).

Bajo ese concepto, fueron 192 millones de pesos los que fluyeron a través de este trato con el Banco BCI, de los cuales 50 millones fueron utilizados para costear el viaje a Brasil.

Errores en SECPLAN y Obras Municipales

El informe además detalla una serie de irregularidades en el cálculo de los metros cuadrados de construcción, así como errores en la determinación de la clasificación y superficie; además de expedientes de obras con información insuficiente para determinar los derechos municipales; junto con errores en la emisión de permisos por obra nueva, los cuales apuntan directamente a las jefaturas de ambos departamentos.

En el proyecto para otorgar alcantarillado al sector de Aguas Frías -ejecutado el 2012 por la empresa CRV-, hubo una serie de aumentos de plazo y obras que no pudieron ser justificadas adecuadamente, además del pago de facturas a pesar de no haber subsanado todas las observaciones plasmadas en el libro de obras por la comisión de recepción provisoria.

La propuesta de Contraloría y el “error” de Mario Meza

Producto de estas anomalías investigadas, Contraloría General de la República propuso a fines del año pasado (2016) cursar una serie de medidas disciplinarias a 11 funcionarios.

La más “severa” podría llegarle al ex – alcalde Rolando Rentería, producto de su responsabilidad administrativa y apelando a lo señalado por la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades (N° 18.695 art. 51 inciso 2 y 3), quien podría quedar inhabilitado si su caso es aceptado por el Tribunal Electoral.

Para esto y según la ley, el 4 de julio al menos tres concejales deberían estar a favor de presentar la acusación ante el Tribunal Electoral para ver si se ajusta la causal de “inhabilitación”, lo que podría truncar su carrera política por los próximos 5 años si fuese encontrado culpable por “contravención de igual carácter a las normas sobre probidad administrativa, o notable abandono de deberes”.

Este camino -a pesar de la iniciativa que puedan tener los concejales mañana- tiene dos falencias.

La primera tiene que ver con la demora por parte de Contraloría en el cierre del proceso de apelaciones. El 30 de mayo del 2017 se fecha la recepción de este nuevo documento por la Municipalidad de Linares, poco más de una semana antes de la prescripción a la que aduce Rolando Rentería.

Pero el segundo, tiene que ver con el mismo accionar del actual alcalde de Linares, Mario Meza, quien tenía conocimiento de esta información desde noviembre del 2016. Al dilatar por más de 6 meses la posibilidad de agregar este punto al Concejo Municipal de Linares, el abogado y ex director jurídico del municipio le permitió a Rolando Rentería la posibilidad de aducir la prescripción de los errores administrativos durante su gestión.

Otros 10 funcionarios también se les llamó a una serie de “medidas disciplinarias”. El detalle de estos queda a continuación:

María Angélica Araya (Directora de Obras Municipales): suspensión del empleo por un mes, con goce de remuneraciones del 50% y una anotación de demérito.

Mauricio Retamal Rivera (directivo grado 5° en la Dirección de Planificación Comunal): se solicita un mes de suspensión en su empleo con goce del 50% en su remuneración y anotación de demérito en su hoja de funcionario municipal.

Luis Álvarez (director de Planificación Comunal): 10% de su remuneración mensual y anotación de demérito.

Gastón Carrillo (funcionario Dirección de Planificación Comunal): multa del 10% de su remuneración mensual y anotación de demérito en su hoja de funcionario municipal.

Alexis Fernández ( ITO Dirección de Obras Municipales): medida de “censura” y una anotación de demérito.

Juan Oliveros (encargado de Departamento Obras Viales), medida de censura y anotación de demérito.

Enrique Díaz (ex administrador municipal) se le solicitó la multa del 20% de su sueldo y una anotación de demérito en su hoja de funcionario municipal.

Pablo Aguayo (Director deControl Interno) se le solicita la multa del 20% de su remuneración mensual y anotación de demérito.

Victor Hugo Castro (Director de Administración y Finanzas), Contraloría solicitó la multa del 20% de su remuneración mensual y anotación de dos puntos de demérito en su hoja de funcionario municipal.

Andrea Díaz (Ex – directora jurídica) se solicitó el 5% de su remuneración mensual y una anotación de demérito.

Si bien las medidas -sea aplicación o exención de estas- de castigo a los funcionarios son de exclusiva responsabilidad del alcalde, llama la atención la demora en los tiempos de toma de decisión, los cuales dejan a Rentería más cerca de una futura participación en las próximas elecciones parlamentarias, que a su propia extinción de la vida política.

Comentarios