Contaminación del río Maule: cargos en contra de Enel (ex Endesa).

0
1122

En el proyecto hidroeléctrico Los Cóndores, localizado en la San Clemente VII Región del Maule, desde donde nace el río Maule, se encontraron faltas de parte Enel Generación Chile S. A., las que fueron detectadas por la Superintendencia del Medioambiente (SMA).

La formulación de cargos efectuada durante el mes de abril del presente año por la SMA, da cuenta que la empresa realizó un derrame de aguas contaminadas al caudal del río Maule, el cual no fue notificado ante las autoridades.

En el documento de Formulación de Cargos se señala “el 13 de febrero de 2016, se produjo un afloramiento de aguas en el túnel de aducción de la Central Los Cóndores, denominado Pique de Válvulas, ubicado muy cerca del pie de muro de la presa de la Laguna del Maule, sector donde también se encuentra el nacimiento del río Maule”, por lo cual “se tomó la decisión de descargar riles no tratados directamente al vertedero de seguridad de la Laguna del Maule que descarga al río Maule”.

Esto, que se extendió hasta el 15 de febrero “no fue notificada por la empresa a los organismos competentes, enterándose estos últimos de la contingencia ambiental a través de denuncias ciudadanas” realizadas por Francisco Pulgar, perito de SAV Forense, quien a su vez envió los datos a Fiscalía.

El perito, en su denuncia, incorporó registros de conversaciones que sostuvo con un geólogo de Ferrovial Agroman S. A., quien es la firma a cargo de las obras de Endesa, así como también adjuntó imágenes y videos que daban cuenta del colapso del Pique, de acuerdo con lo que señala El Ciudadano.

Además el investigador y vecino de la localidad asegura que las aguas derramadas en el río Maule tenían cemento, fibra de vidrio, aditivo Master Rock y petróleo, por lo tanto, bajo esta composición y de acuerdo con la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de Los Cóndores, “debería haberse tratado en la planta de tratamiento y purificación” de Ferrovial, sin embargo acaba siendo reincorporada al cauce “a través de una tubería de plástico”.

De este modo, el haber infringido con la descarga de líquidos fue clasificado como gravísima por la SMA, pues se incurría en la omisión de informar, por parte de la empresa.

Como gravísima fue calificada también el incumplimiento de la firma de capitales europeos: “medidas de mitigación de impactos sobre flora y fauna, sin contar con autorización ambiental para ello”.

La SMA señaló que Endesa incorporó otras especies de fauna y eliminó otras en la línea de base evaluada, que realizó labores de rescate en área menor a la autorizada, y que no entregó un estudio donde se relocalizaran las especies.

Finalmente, se puede señalar que fue calificada como falta leve, el hecho de que se encontrara un “acopio de material de excavación, que sobrepasaba el cerco perimetral del campamento, utilizando una zona no considerada en la evaluación ambiental para acopio o botadero de este tipo de material”.

Comentarios